domingo, 7 de marzo de 2010

VESTIDOS QUE HAN HECHO HISTORIA


En el primer puesto una advenediza, una recién llegada. La medalla de oro es para el vaporoso vestido verde que luce Keira Knightley en Expiación. Un vestido que parece sacado de una colección veraniega de Ungaro, sexy , atrevido, llamativo pero sutil. Keira está preciosa con este vestido y la imagen de ella sentada en las escaleras de entrada de la grandiosa mansión victoriana en la que vive es una de las más bonitas de la película. Este vestido le ha quitado el puesto al que durante mucho tiempo ha sido el número uno, el que lucía Audrey Hepburn en Desayuno con Diamantes, que ha tenido que retroceder unos cuantos puestos







La maravillosa Marilyn aparece en el número dos, y es que…si les digo Marilyn Monroe, que es la primera imagen que les viene a la cabeza?. A la gran mayoría les llegará la imagen de una pícara rubia riendo sobre una salida de aire del metro mientras su vestido blanco se levanta levemente dejando que se vean sus magníficas piernas. Pues bien, ese es el segundo vestido más icónico de la historia del cine: blanco, escote en V, falda de tablas y con vuelo. Sencillo ¿verdad?, seguramente no hubiera sido tan famoso si no lo hubiera llevado una de las mujeres más sexys de todos los tiempos, en la que la inocencia y la picardía se mezclaban a partes iguales.





Audrey Hepburn que durante mucho tiempo fue la número uno se ve trasladada al tercer puesto. El vestido negro de Givenchy que luciera en Desayuno con Diamantes siempre ha sido un referente de glamour, estilo y elegancia, igual que Audrey Hepburn a la que muchas imitan, pero solo habrá una Audrey que ha enamorado a generaciones con títulos como Vacaciones en Roma, Charada, Dos en la carretera, Sabrina… Negro, largo, espalda asimétrica con escote, acompañado por unos guantes negros al más puro estilo Gilda, y un collar que puso de moda las perlas. Esta gran creación fue subastada en Christie’s por nada menos que 467.200 libras (unos 700.500 euros)









Kate Winslet y el maravilloso vestido azul que lleva cuando besa a Leo DiCaprio por primera vez en la proa del buque de los sueños merecen este puesto. Terciopelo azul y verde, satén, encajes en el corpiño, un pequeño mantón y mariposas en el pelo forman el look más romántico. Algun@s recordaréis cualquier otro vestido que aparece en esta película, porque son todos maravillosos: el rojo con bordados en negro que lleva la noche que conoce a Jack a punto de tirarse por la borda, el vaporoso vestido blanco que lleva el día del hundimiento y que tanto contrasta mientras corre por las calderas, la bata semitransparente que luce segundos antes de desnudarse para que Jack pinte el famoso retrato… y así durante toda la película.







El siguiente, si bien, no es uno "superfamoso" a mi me fascinó, y es el de Diane Kruger (Bridgett Von Hammersmark) en Bastardos sin Gloria, lo adoré. Negro, largo de lentejuelas con pequeñas mangas y un cinturon de hebilla en la cintura, guantes blancos, estola de piel blanca, y la maravillosa flor que adornaba su cabello, simplemente de 10. ¿Y que dicen del traje sastre color beige con sombrero de ala?, simplemente precioso.







1 comentario:

  1. ahhh d´acordde... aunke aah aun sigo enamorada del vestido de Audrey .... ahh jaja kiero un vestido asi jajaja ahah pero 1° tendria bajar millones de kg pa poder tener figuron jajajajajaa .ahh oie hablando de la pelicula bastardos sin gloria y te lo vuelvo a repetir ganooo el guapo Waltz !! se lo merecia ahhhh

    ResponderEliminar